Sociedad y Arquitectura (Análisis de una entrevista a M. Foucault)

Michel Foucault fue un filósofo francés nacido en 1926 cuya obra completa amplió los horizontes de la filosofía adentrándose en gran medida en los campos de las ciencias sociales, la psicología o la historia, entre otras disciplinas. Durante su vida, fue profesor en varias universidades en Francia y Estados Unidos, rechazando siempre las etiquetas de postmodernista o postestructuralista que intentaron atribuirle. Definió y desarrolló una serie de conceptos clave que se repiten constantemente en su trabajo, entre los que destacan los términos de poder y saber, que se encuentran presentes tanto en muchos de los títulos de su trabajo, como Microfísica del poder o Arqueología del saber, como en el propio título de la entrevista.

Paul Rabinow, nace en 1944, estudió antropología en la Universidad de Chicago donde hizo también el doctorado. Ha sido interlocutor cercano con Michael Foucault y se le conoce sobre todo por el estudio de su filosofía y su aplicación al campo de las ciencias sociales sobre todo de la antropología. Ha escrito textos como Michel Foucault: Más allá del estructuralismo y la hermenéutica, junto con Hubert Dreyfus en 2001 donde se incluye la entrevista analizada.

ANÁLISIS DE LA ENTREVISTA

El hilo de la entrevista se ve influenciado por la temática arquitectónica de la revista en la que se publicó, resultando un acercamiento bastante menor por parte de Foucault que de Rabinow, quien mantiene este tema constante en la mayoría de las preguntas a pesar de las desviaciones de contenido del entrevistado, que acaba derivando sus respuestas en otras direcciones.

La entrevista toma como punto de partida una entrevista anterior de Foucault, a partir de la cual desarrolla un hilo de preguntas que pretenden introducir la mayor parte de las disciplinas en las que se desenvuelve la carrera del filósofo, partiendo de la historia hacia distintas ramas de las ciencias sociales y políticas entre las que se encuentran referencias a temas de política, libertad, sexualidad y opresión, puntos recurrentes en toda su obra. Sin embargo, la intención de Rabinow es introducir estos términos para a continuación preguntar por su dimensión arquitectónica, un aspecto que Foucault no desarrolla en exceso en sus respuestas y que en muchas ocasiones deriva hacia una concepción puramente espacial (Rabinow: Your approach is perhaps more concerned with space, rather than architecture..)

A pesar de la continuidad que parece tener la entrevista sobre el tema de la arquitectura, se diferencian varios temas que el entrevistador aborda en su desarrollo. El primer tema que toca es la relación en épocas pasadas entre la arquitectura y la política, pasando a tratar la concepción postmodernista desde el punto de vista arquitectónico, histórico y filosófico. Tras esto, pasa a preguntar por sus últimos libros que hablan sobre el tema de la sexualidad en la antigüedad y pretende que Foucault lo relacione con una dimensión arquitectónica, en particular con la arquitectura disciplinar. Para terminar, concluye la entrevista preguntando qué papel le corresponde a la arquitectura dentro de su concepción del saber.

A estos temas expuestos, Foucault responde de manera evasiva en la mayoría de las ocasiones, cambiando a una perspectiva menos arquitectónica la pregunta propuesta.

SOCIEDAD Y ARQUITECTURA

La entrevista para la revista Skyline de Michel Foucault en 1982 comienza con un cruce de impresiones respecto de otra concedida por el mismo en 1976 para la revista Herodote, en el que se refiere al S XVIII como hito cronológico en el que la arquitectura adquiere un carácter político. La base argumental de este aspecto refiere a la inclusión del ejercicio arquitectónico como una de las técnicas del gobierno; un análisis respecto de la organización de las ciudades en el que la arquitectura es el mecanismo de resolución de ciertos aspectos referentes al urbanismo, higiene o los equipamientos. En relación, matiza que la arquitectura no estaba totalmente desligada de la política y que la técnica ya existía funcionando como norma referencial en otras épocas, como Vitruvio en Roma Clásica, sin embargo reitera que es en el S XVIII cuando aparece una verdadera concienciación política de que la arquitectura ha de formar parte del hecho gubernamental.

SOCIEDAD, ESPACIO Y PODER

Todo esto viene de las ideas ya planeadas en el S XVII, en las que la nación ha de contemplar el territorio como una gran ciudad, en la que las distancias se ven alteradas por el cambio de escala donde las carreteras pueden ser vistas como las calles y la ciudad como la plaza mayor de esa nueva gran metrópoli. Gran parte de la responsabilidad de esto recae sobre el avance de la tecnología y la aparición del ferrocarril, aumentando así la velocidad y la interrelación de los ciudadanos en un pequeño atisbo de globalización. Debido a este cambio, dice Foucault, que la importancia de los problemas del espacio compete en primer lugar a los ingenieros los cuales son los encargados de las tres grandes variables del momento: territorio, comunicación y velocidad.

Como base a este hilo argumental, Foucault refiere de forma intensa al concepto del Estado de policía, en el que esta institución se convierte en el instrumento de racionalidad del gobierno que se define como una reglamentación que regule la conducta y que lo controle todo de forma que ejerza como poder disuasorio de cualquier tipo de acto criminal o levantamiento “…que todo esté controlado a tal punto que las cosas se mantengan por sí mismas, sin que sea necesaria intervención alguna.”]. Todo esto lo propone como necesidad impuesta por ese cambio territorial que precisa un nuevo concepto de sociedad, introducido en esa época, como realidad compleja e independiente con reglamentaciones propias que requiere un control, no solo policial, si bien se plantea la manipulación de la sociedad ya que considera que la policía no puede penetrarla por completo.

CAPACIDAD SOCIAL DE LA ARQUITECTURA

En otro orden de cosas, Foucault responde a las preguntas realizadas por el entrevistador negando la capacidad de representación de la arquitectura como fuerza de liberación o de opresión. Según su argumentación la libertad es una práctica que no puede ser representada por algo que no sea la propia voluntad, de hecho refiere de nuevo a las acciones gubernamentales y a la reglamentación como guías del ejercicio de la misma, pero no la aseguran porque en última instancia es el individuo quien da práctica a su propia libertad. Pone como ejemplo a Le Corbusier como arquitecto con intenciones libertadoras en su ejercer aunque reitera que esta es independiente de lo tangible y ligada casi exclusivamente al ejercicio personal. Según sus propias palabras “La garantía de la libertad es la libertad”.

Una ejemplificación más clara y que explica este pensamiento sería el familisterio de Jean-Baptiste Godín, en Guisa. Indica la obra como una acción con intención libertadora que realmente mostraba y buscaba la autonomía de los trabajadores en la práctica de su profesión; y sin embargo podía resultar un elemento opresor en el hecho de que alguien que entrara o saliera de él podría ser visto por todos los demás. Por ello la idea de que la arquitectura misma sea capaz de otorgar o representar la libertad no depende de ella misma sino de que la intención coincida con el ejercicio de la libertad en la manera en que la gente realice el hecho de vivir. No es que el espacio no contribuya a la práctica de la misma, contribuye en tanto en cuanto la intención coincida con el hacer humano.

Como cierre final del tema, Foucault responde ante la pregunta del entrevistador de si los arquitectos serían figuras clave de la política de la dominación, como lo serían los sacerdotes, los psiquiatras o los jueces, con un no rotundo argumentando que mientras otros tienen importancia en las relaciones de poder o que lo tienen en el propio ejercicio de su labor social, el arquitecto no es de esa clase, aunque si tiene que ver con ello. Según sus propias palabras: “…el arquitecto no tiene poder sobre mí.”.

HISTORIA, POSTMODERNISMO, RETORNO

En relación al tema del postmodernismo introducido por Rabinow en la entrevista, Foucault argumenta en contra de la base filosófica que pretende huir de la racionalización excesiva del mundo moderno e introducir elementos de referencias históricas como mecanismo de protección. Considera que no se debe caer en la idea de que la razón es el enemigo como no se puede afirmar que la negativa a esta racionalidad lleva a la irracionalidad. La idea del retorno es un tema delicado del que no hay que confiar, no existe, la historia es aquello que nos debe proteger del retorno. Foucault contempla la historia como un instrumento que permita la visualización del pasado como un método de aprendizaje hacia algo diferente, que nada tenga que ver con un reflejo del retorno, porque se corre el riesgo de incurrir en el mismo error. La mentalidad que se plantea contempla el historicismo como un retorno al pasado que no puede tener un adecuado uso en el presente. La historia nos protege de ello.

“La historia nos protege del historicismo, un historicismo que invoca el pasado para resolver los problemas del presente.”.

SEXUALIDAD, ARQUITECTURA DISCIPLINARIA

Cuando se le pregunta sobre si sus últimos trabajos en el tema de la sexualidad tienen alguna relación con la arquitectura Foucault dice que no, pero sin embargo añade una similitud entre las termas en Roma o Grecia con el actual burdel, clasificando ambos en un marco de arquitectura del placer. Como contrapunto a ello la entrevista se desvía hacia la arquitectura disciplinaria, tomando como referencia la religiosa. De nuevo vuelve a hablar del poder, del carácter de estas construcciones y de lo fundamental del espacio en el ejercicio del poder, en cómo se generan en estas tipologías las heterotopías, según las que un espacio singular de uno público se diferencia en tanto de los otros, llegando incluso a extremos opuestos.

Cita como ejemplo de esto, en régimen de arquitectura disciplinaria, el campamento militar, muestra de cómo las organizaciones espaciales y el ejercicio arquitectónico puede reproducir las jerarquías sociales existentes, en este caso la militar.

ESPACIALIZACIÓN DE LOS OBJETOS

El cambio epistemológico producido en el S XVII tiene que ver con la clasificación de todo a través del mundo visible. La tradición occidental de conceptualización impuesta por el pensamiento de Platón requiere de la ordenación de las cosas particulares en un amplio marco que las reúna, de esta forma la simplificación lleva a una aproximación relativa de la realidad. Es por ello que Foucault hace referencia a la espacialización de los objetos, sistema método de clasificación.

ARQUITECTURA, ¿CIENCIA DUDOSA O CIENCIA EXACTA?

Según Foucault la arquitectura se trata de una ciencia multidisciplinar, no se puede incluir en ningún campo concreto. La incursión de la misma en el marco artístico a la vez que en el campo técnico y exacto como la física, o las matemáticas, llevan a la consideración de ella como una tekhné, concepto griego referido a aquella práctica dentro de lo racional que se mueve por un objetivo distinto y consciente [en el ejercicio individual].

CONCLUSIÓN

Como conclusión, tras el esfuerzo de Rabinow por conseguir unas respuestas acorde al carácter arquitectónico con el que desde el comienzo ha tenido la intención de guiar la entrevista, Foucault le concede hacia el final del texto la única definición de arquitectura en la que el filósofo se sincera sobre esta disciplina y el poco alcance que ha tenido dentro de su propia obra con las siguientes palabras: Es cierto que para mí la arquitectura, en los muy vagos análisis que pude dedicarle, constituye exclusivamente un elemento de sostén que asegura cierta distribución de las personas en el espacio, una canalización de su circulación así como la codificación de las relaciones que mantienen entre ellos. En consecuencia, la arquitectura no sólo constituye un elemento del espacio: se la piensa precisamente como inscrita en un campo de relaciones sociales, dentro del cual introduce unos cuantos efectos específicos.

Enlace a la entrevista

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Entregaremos la mejor calidad posible.

  • Daremos libertad a los colaboradores en forma y contenido. Si es valioso, tendrá un sitio.

  • Nadie cerrará la página sin aprender algo nuevo.

  • Haremos que los lectores se interesen por temas de los que aún no saben nada.

  • Reivindicamos el valor de la subjetividad, sin escondernos en una supuesta objetividad para no tomar partido.

  • Lucharemos por ser mejores y dar más a nuestros lectores cada día.

  • No callaremos ante las injusticias con un silencio cómplice.

  • Uniremos nuestra voz con más proyectos interesante. Juntos llegaremos más lejos.

 

¡Bienvenid@ y muchas gracias por visitarnos!

 EL TANQUE ROJO :
  post recientes  
  SÍGUENOS  
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
 búsqueda por tags 
entradas relacionadas::

© 2016 El Tanque Rojo

  • Facebook B&W
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter B&W
  • Blanco Icono de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now