Reclamo de desespecialización

El acceso al conocimiento del que dispone la humanidad no ha sido nunca tan amplio ni sencillo como lo es actualmente. El desarrollo de internet y su portabilidad en objetos que caben en un bolsillo es un hito en la historia, un cambio de era que podría significar el avance de la sociedad a un estadio de comunidad global imbuida de un saber de base homogéneo que evolucione y trabaje en conjunto con todas las demás ciencias de conocimiento. Podría.

La huella del progreso de la industria de la mano de Henry Ford, así como la implementación del mercado de la competencia, ha establecido la fragmentación de la producción y el trabajo en favor de la eficiencia (económica). Tanto es así, que el modelo se ha erigido como visir de la sociedad económica destruyendo en gran medida a su paso diversos gremios y oficios. Si bien es cierto que en algunos aspectos el proceso industrial ha mejorado notablemente las condiciones y calidades de los productos, el bagaje que deja tras de sí termina forzando la especialización de los oficios, los cuales acaban perdiendo su base esencial y su relación con aquello sobre lo que trabajan. Los nombres de los productos ya no se referencian a una persona, sino a una marca, un eslogan, un logotipo. Y este procedimiento ha traspasado fronteras, atravesando capas de funcionamiento social hasta apoderarse también de la educación. No es que ésta no deba tener una diferenciación cualitativa en sus distintas ocupaciones, pero el hecho de focalizar en exceso una vía de aprendizaje hace olvidar por necesidad todas las demás.

Y he aquí la semilla que deja caer toda esta historia, el límite del progreso por el progreso, una barrera para el desarrollo del conocimiento recursivo. Realizar una carrera significa convertirse en una pieza de una gran máquina que solo sabe actuar en función de un solo algoritmo. Los estudios superiores muestran cada vez más una inclinación hacia la hiperespecialización. ¿Cómo es posible que un urbanista no aprenda de las construcciones sociales y del comportamiento de sus miembros en ellas? ¿Cómo puede un antropólogo no haber oído hablar de Pasolini? Desde la perspectiva que impone el futuro laboral la temática polinuclear de un programa universitario no tiene el mismo valor que aquellos que forjan especialistas de una sola materia. Incluso la disposición de los centros universitarios dialoga en esta jerga concentrando áreas de especialización que funcionan como entes separados del resto del conocimiento que requiere la formación de un individuo.

Lejos queda la ilustración, los eruditos y su voluntad de fomentar el crecimiento de la especie.

Debieran quedar reductos de humanismo que aglutinen los procesos colaborativos de todas las ciencias sin miedo a exacerbar el interés de la gran industria, educar en un ambiente multidisciplinar que encamine los saberes que atesora el ser humano hacia un modelo de entendimiento del que beban todas las ramas del saber y aprovechar de forma positiva los recursos que dispone la era actual. Y por ello empiezan las universidades; que recuperen su status quo de centros de conocimiento integrado restando poder a la iniciativa de las corporaciones cuyo fin económico repercute en la dirección del futuro; incentivar la cooperación de distintas secciones con métodos de transversalidad. No hacer carrera, sino crear carrera.

Podría así la sociedad avanzar hacia una nueva era donde la cultura trabajase en favor de aquellos a quien pertenece, y no para personalidades incorpóreas cuyo funcionamiento (y base teórica) es el de una máquina. Podría.

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Entregaremos la mejor calidad posible.

  • Daremos libertad a los colaboradores en forma y contenido. Si es valioso, tendrá un sitio.

  • Nadie cerrará la página sin aprender algo nuevo.

  • Haremos que los lectores se interesen por temas de los que aún no saben nada.

  • Reivindicamos el valor de la subjetividad, sin escondernos en una supuesta objetividad para no tomar partido.

  • Lucharemos por ser mejores y dar más a nuestros lectores cada día.

  • No callaremos ante las injusticias con un silencio cómplice.

  • Uniremos nuestra voz con más proyectos interesante. Juntos llegaremos más lejos.

 

¡Bienvenid@ y muchas gracias por visitarnos!

 EL TANQUE ROJO :
  post recientes  
  SÍGUENOS  
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
 búsqueda por tags 
entradas relacionadas::

© 2016 El Tanque Rojo

  • Facebook B&W
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter B&W
  • Blanco Icono de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now