Yo por ellas y ellas por mí (parte 1)

Es la frase con la que podría quedarme tras la jornada tan intensa que vivimos el pasado 8 de Marzo. Una jornada que no puede entenderse únicamente como un día que ha condicionado a la historia, sino como una culminación de muchos meses de trabajo duro que se acompasan de todas las luchas feministas previas a lo largo de la historia.

La “intergeneracionalidad” es, por tanto, un punto clave de esta lucha, ya que es protagonizada por todas las hijas, las madres, las abuelas, las trabajadoras, las estudiantes, las que además son racializadas, las muertas (sí, porque el machismo nos sigue matando), y, en definitiva por toda mujer que, por el hecho de serlo, ha sido violentada de una forma u otra.

No he conocido todavía a ninguna mujer que no haya sufrido (sea de una manera consciente o inconsciente) las consecuencias del patriarcado en sus carnes. El simple hecho de haber crecido como mujer dentro de un sistema capitalista ya te convierte en un objeto de consumo, dejando a los hombres el papel íntegro de consumidores; es por ello, entre otras muchas más razones, que no es entendible un movimiento feminista dentro del sistema del capital, ya que la explotación exhaustiva que recae sobre las mujeres es tan grande, que constituye una pata indispensable para el sostenimiento del mismo.

Parecía igualdad cuándo las mujeres logramos ser aceptadas como esclavas asalariadas dentro del sistema de producción, y por supuesto no niego que fuese un avance: permitió por primera vez en la historia estudiada (que no en la real) ser dueñas de nuestra propia economía. Pero, ¿dónde se encuentra la trampa de esto? En el momento en el cual la mujer se incorpora al trabajo asalariado, ¿deja por ello de encargarse íntegramente de las tareas de cuidados y de las 'labores' domésticas?

Esa carga de trabajo parece no tener peso alguno al no servir al movimiento de capital, pero, ¿es posible un sistema capitalista sin ese trabajo invisibilizado que en una mayoría realizamos las mujeres y al que algunas veces los hombres deciden 'ayudar', como si esas labores tan necesarias no les fueran algo propio?

Volviendo al 8M, y tras esta brevísima introducción, podemos entender el por qué esta huelga no sólo se reduce al ámbito laboral secundado por el estudiantil, sino que únicamente puede tener sentido en el momento que además las mujeres paramos el consumo y los cuidados.

La autoorganización entre diferentes comisiones de trabajo que surge tras el 8 de marzo del año 2017 es lo que ha permitido la grandilocuencia de la jornada de este año. Hay cuatro ejes principales, como ya se ha comentado (laboral, estudiantil, consumo y cuidados), que se apoyan de otras comisiones más relacionadas con la comunicación o con la gestión legal, económica y coordinativa. Estas comisiones han surgido a nivel de ciudad, habiendo asambleas propias de cada eje que interrelacionan con asambleas de trabajo conjunto entre comisiones, y que han confluido en dos asambleas estatales: una en Elche y otra en Zaragoza.

Esta manera de coordinarnos desde abajo, desde lo concreto a lo general, desde el individuo a la colectividad, se asemeja en gran medida en el modelo organizativo de lxs kurdxs: el confederalismo democrático.

Aunque el éxito de la convocatoria ha sido evidente, la verdadera victoria no se encuentra en el número de personas que salimos ese día a la calle, si no en haber conseguido trasladar un debate a boca de todxs que hace que nos replanteemos lo establecido. Alcanzado ese momento, nos toca trabajar duro, no cesar de construir alternativas reales de cambio y seguir tejiendo redes que sumen fuerzas para combatir al unísono contra las violencias provocadas por el sistema patriarcal, racista, clasista y de fronteras en el que vivimos, conociendo nuestras diferencias, pero luchando juntas, porque: yo por ellas, y ellas por mí.

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Entregaremos la mejor calidad posible.

  • Daremos libertad a los colaboradores en forma y contenido. Si es valioso, tendrá un sitio.

  • Nadie cerrará la página sin aprender algo nuevo.

  • Haremos que los lectores se interesen por temas de los que aún no saben nada.

  • Reivindicamos el valor de la subjetividad, sin escondernos en una supuesta objetividad para no tomar partido.

  • Lucharemos por ser mejores y dar más a nuestros lectores cada día.

  • No callaremos ante las injusticias con un silencio cómplice.

  • Uniremos nuestra voz con más proyectos interesante. Juntos llegaremos más lejos.

 

¡Bienvenid@ y muchas gracias por visitarnos!

 EL TANQUE ROJO :
  post recientes  
  SÍGUENOS  
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
 búsqueda por tags 
entradas relacionadas::

© 2016 El Tanque Rojo

  • Facebook B&W
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter B&W
  • Blanco Icono de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now