José Manuel Fuente y el dolor (Ascenso)

Artículo publicado en la edición de abril de la revista Mundo Nogomet. Puedes leer el original aquí a partir de la página 54.

En el artículo anterior dejábamos al escalador asturiano, al Tarangu Fuente, cumpliendo un sueño. Tras su fantástico debut en la Vuelta a España de 1970, a los 25 años se incorpora a un equipo competitivo. Ese equipo no era otro que el Kas.

Kas, caos y montaña

Luis Knorr, dueño de la empresa de refrescos, era un fanático del ciclismo y no descansó hasta, no ya patrocinar, sino crear, moldear una escuadra a la medida de su obsesión. Era el Kas agreste, una cuadrilla de sarrios. Más que ejército disciplinado, una banda de guerrilleros sanguinarios echados al monte cada uno por su lado. Esperaban emboscados en la montaña y cuando los favoritos rivales se relajaban, dinamitaban la carrera.

Su objetivo, más que la victoria, era desatar el caos. Parecían disfrutar con el sufrimiento del poderoso, con el correctivo brutal de humildad al orgulloso. Ganaron unas cuantas grandes vueltas, pero su leyenda fue siempre mayor que su palmarés. Les faltaba espíritu castrense, como el que tenía el Molteni de Merckx o el Bianchi de Coppi, cuyos integrantes por poco no salían desfilando en formación dando vivas al Líder Supremo.

Fuente: Marca

Por aquellos primeros 70 el Kas tenía una nómina fabulosa de escaladores: Txomin Perurena, Lasa, Galdós, López Carril… y apenas algún rodador despistado, como González Linares. Así no se podía dominar una carrera, pero sí emboscar, atacar y huir, prender fuego. Con la llegada de Fuente se terminó de preparar la tormenta perfecta.

En el Kas no había jefes de filas previos, es decir, en cada carrera el que subiera mejor era el líder, daba igual si eras un desconocido recién llegado o el rey del mambo: los galones había que ganárselos pedaleando. Y eso para el Tarangu terminaría siendo una bendición y un desastre.

Promesas alpinas

Fuente se presentó pues en la Vuelta a España 71 (por entonces era la primera de las 3 grandes que se corría, antes que Giro y Tour; hoy en día es la última) portando los inconfundibles colores del Kas en el maillot: amarillo y azul. En ella, se ganó con creces su sueldo de 10 000 pesetas trabajando duro para el equipo. Así, con su esfuerzo, arañó algo más de libertad para las siguientes rondas: la fortaleza de Fuente era dejarse dominar por sus impulsos.

Su nombre empieza a pronunciarse con creciente respeto en el pelotón. El Tarangu brilla a la hora de la verdad, cuando la pendiente arranca con violencia todas las máscaras.

En el Giro de Italia gana una etapa alpina y luce hasta el final su primer maillot de mejor escalador. En cuanto a su primer Tour, se desata. La edición de 1971 es el Tour maldito de Ocaña (el aficionado español aún lleva esta desgracia clavada en el corazón) y Fuente graba su nombre en él con 2 grandes victorias consecutivas en las etapas reinas de los Pirineos: Bagnères-de-Luchon y Luchon-Superbagnères. ¿Quién será ese españolito que se retuerce en solitario por las cumbres?

La gran temporada del Tarangu da sus frutos. Para retenerlo, el Kas le triplica el sueldo y le da más libertad en el organigrama del equipo. Sin embargo, todavía es un completo desconocido para el aficionado medio y una incógnita por resolver para el resto de escuadras. Llega la Vuelta del 72 y Fuente está hambriento, se le nota. Empezó a pedalear como gregario fiable de 2 corredores consagrados, Lasa y Perurena, y continuó así la cosa hasta llegar a los Pirineos. Allí esperaban emociones fuertes.

Consagración inesperada

Estamos en la etapa Zaragoza-Formigal. Los aragoneses conocemos bien el camino: es largo, duro y escarpado al final. Perurena está de líder con un cierto colchón, el Kas controla la situación.

Así se confirma en la etapa, que avanza con cierta placidez… hasta que un corredor salta del pelotón. Fuente le sigue de inmediato, por lo que pueda pasar. Se siente fuerte. Está muy lejos en la clasificación general y nadie se inquieta. Pasan los kilómetros, la carretera se empina y el Tarangu sigue escapado. El Tarangu se queda solo y el pelotón no recorta. El pelotón pierde tiempo. Y pierde más tiempo. Y más. Y más. Fuente sube como una bala ante el estupor de todo el mundo. Otra vez, ¿quién es este tipo?

El Tarangu en solitario gana en Formigal, culminando una de las más grandes hazañas de la historia de la Vuelta, y también una de las más sorprendentes. Hay que ser conscientes de la situación: Fuente era un don nadie. Sí, había ganado etapas de montaña, pero era un corredor menor. Andaba ya en los 27 años y hace apenas 3 era un amateur sin equipo. Parecía destinado a la irrelevancia.

Tal vez esos fantasmas familiares (fantasmas de fracaso, de hambre, de miseria), viejos compañeros, volviesen a hablarle camino de Formigal. A recordarle que no era nada. Pero Fuente los dejó atrás, sus piernas secas y breves empujaron a los espectros fuera de la vista. Contra todo pronóstico, el Tarangu cruzó la meta a 7 minutos y medio del grupo de favoritos y se puso líder de la Vuelta. Líder. ¡El Tarangu líder! El niño hambriento y enfermo, el aprendiz de metalista, el asturiano pobre.

Fuente: As

Pero la vida no es una película de Hollywood: la prensa lo machacó sin piedad. Perurena iba primero, ¿a qué fin atacó ese advenedizo? Debiera haber seguido con la rodilla hincada en tierra, rindiendo pleitesía a los elegidos. Tarangu no reparaba en esas minucias, a él lo arrastraban cuesta arriba fuerzas invisibles, estaba silencioso, concentrado, no había tiempo de escuchar vociferar desde las tribunas. Además, como hemos dicho, en el equipo Kas solo regía una ley: la ley del pedal. Era la meritocracia extrema, del puñal entre los dientes, allá cada cual con su fuerza y su ánimo.

Así pues, el equipo aceptó la exhibición del Tarangu con total naturalidad: demostró lo que tenía que demostrar y no había más que hablar. A Perurena le faltó tiempo para deshacerse en elogios hacia su compañero, ponerse a su disposición y declarar su satisfacción porque la Vuelta estaba asegurada para el Kas. Y lo dijo con total sinceridad. El buen, el fiel Txomin Perurena trabajó para Fuente lo que quedaba de carrera y las que hicieron falta después y eso el asturiano nunca lo olvidó.

Nuevos fantasmas

El Tarangu se proclamó campeón de la Vuelta a España 72 con la ayuda del Kas, dando comienzo de paso a su leyenda. Era un hombre agradecido y nunca olvidó un favor. Tampoco una afrenta, por descontado. Cualquiera se hubiese sentido abrumado por semejante triunfo, superado. Pero no Fuente, tan inquebrantable, tan sin miedo, tan exigente con su cuerpo.

Se subió al podio con su rictus habitual, serio, tensionado, ese rictus típico de la España humilde, de estar oteando a lo lejos, casi viendo ya la desgracia por venir. Apenas se le escapaba alguna sonrisa porque Fuente ya solo pensaba en el Giro, en devolver a su equipo todo lo que este le había dado.

Así fue siempre el Tarangu: fiel e irreductible. Si no se había quebrado antes, ahora en Italia, ahora que el mundo por fin había puesto sus ojos en él, el Tarangu no se iba a quebrar. Sin embargo, allí debería hacer frente a una nueva clase de fantasmas: la tragedia y el fracaso. Ambos lo esperaban en el Giro, impacientes.

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Entregaremos la mejor calidad posible.

  • Daremos libertad a los colaboradores en forma y contenido. Si es valioso, tendrá un sitio.

  • Nadie cerrará la página sin aprender algo nuevo.

  • Haremos que los lectores se interesen por temas de los que aún no saben nada.

  • Reivindicamos el valor de la subjetividad, sin escondernos en una supuesta objetividad para no tomar partido.

  • Lucharemos por ser mejores y dar más a nuestros lectores cada día.

  • No callaremos ante las injusticias con un silencio cómplice.

  • Uniremos nuestra voz con más proyectos interesante. Juntos llegaremos más lejos.

 

¡Bienvenid@ y muchas gracias por visitarnos!

 EL TANQUE ROJO :
  post recientes  
  SÍGUENOS  
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
 búsqueda por tags 
entradas relacionadas::

© 2016 El Tanque Rojo

  • Facebook B&W
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter B&W
  • Blanco Icono de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now