Locura, farsa, grietas

Preestreno de Psychotic Variety Party, escrita y dirigida por Manuel Buenaventura

Intérpretes: Marta Salvo, Isabel Hebrero, Marta Ribeiro y Víctor Meléndez

13/12/2019, Centro Cultural Pilar Miró, Madrid

La placidez, agua en calma que algunos buscan para escapar, para abstraerse, para olvidar. Y es legítimo que así sea. Como es legítimo que otros no compartamos para nada esa búsqueda.

Psychotic Variety Party es una obra incómoda y eso tiene consecuencias, no sé si buenas o malas. Por un lado, no es apta para los plácidos, ansiosos por un tema nada comprometido que les permita llorar o reír sin complicaciones y, dios nos libre, sin mezclas. Por el otro, apuesta todo lo que lleva en los bolsillos: se centra en la salud mental (con todos sus estigmas) y en la industria farmacéutica (con todos sus atracos), pasa de la risa al drama y del vodevil al teatro documento en un pestañeo.

En resumen, cumple con la suprema obligación de un autor: arriesgarse. Por supuesto, el riesgo conlleva una probabilidad muy alta de fracaso. Exige al público un esfuerzo y para gran parte de él no será de su agrado o será pueril o será dura o será incomprensible y Manuel Buenaventura debe ser consciente de eso y estar preparado.

Si vas a verla, te sientes arrastrado como por caballos desbocados. Más vale que te hayas subido por tu propio pie al carro nada más arrancar o te vas a soltar pronto.

Ya el mismo inicio, con su baile paródico/circense, deja todas las incertidumbres en la cuerda floja. La audiencia, convertida en funámbulo, se preguntará constantemente dónde está, qué está viendo y, sobre todo, cuál es su propio papel en ello.

¿Estamos de verdad en un congreso de psiquiatría y somos nosotros los asistentes? La obra depende en gran medida de mantener esa ilusión, de mantener abierto ese butrón en la cuarta pared.

¿O no es un congreso? Tal vez sea un circo o una alucinación o un divertimento de enajenados. Tal vez son los personajes los que interpretan a actores. Tal vez seamos las voces que escucha en su cabeza un personaje clave, el detonador final. Nunca está del todo claro y uno se agita en su asiento como quien camina inseguro por una fina capa de hielo.

Hubo también problemas, excusables en un preestreno. Psychotic Variety Party tuvo una trayectoria ascendente muy acusada, para caer de nuevo algo en los compases finales. Hasta que no apareció en escena la primera paciente del supuesto congreso (frisando los 10 minutos), la obra no arrancó del todo y esto puede preocupar en un texto nacido para ser trepidante y que tiene sus clímax caóticos tan medidos.

Bien es cierto que en el inicio hay que presentar y construir un complejo e interminable engranaje de relaciones. El avance de la trama requiere de entradas y salidas constantes que el texto consigue hacer verosímiles a veces con algún que otro salto mortal. Solo en un par de estas idas y venidas se ven las costuras del texto, pero incluso en estas ocasiones el autor y director mantiene las riendas de su cuadriga contribuyendo a nuestras dudas en medio de juegos infinitos de espejos. Juegos de 4 actores y sus inagotables combinaciones.

En definitiva, Psychotic Variety Party vale la pena por su riesgo, si bien su propio galope frenético no hace posible escarbar en dramas y conflictos que a veces solo quedan apuntados.

Pero los personajes cavan sus propias farsas e intentan salir de ellas y eso es lo que importa. Cada cabo suelto a priori colgado como en descuido es otra hebra de esta telaraña insegura, que solo atrapa si te dejas atrapar. Uno debe luchar contra sí mismo y caer voluntario en las trampas.

La obra parece tener grietas por las que se filtra la realidad, aunque si uno mira bien, es la realidad la que tiene grietas. Grietas por las que se filtra el teatro.

Mal Polonia Producciones ya galopa y tiene clara dirección. Quizá al final, en lejano futuro, llegue a su destino.

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Entregaremos la mejor calidad posible.

  • Daremos libertad a los colaboradores en forma y contenido. Si es valioso, tendrá un sitio.

  • Nadie cerrará la página sin aprender algo nuevo.

  • Haremos que los lectores se interesen por temas de los que aún no saben nada.

  • Reivindicamos el valor de la subjetividad, sin escondernos en una supuesta objetividad para no tomar partido.

  • Lucharemos por ser mejores y dar más a nuestros lectores cada día.

  • No callaremos ante las injusticias con un silencio cómplice.

  • Uniremos nuestra voz con más proyectos interesante. Juntos llegaremos más lejos.

 

¡Bienvenid@ y muchas gracias por visitarnos!

 EL TANQUE ROJO :
  post recientes  
  SÍGUENOS  
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
 búsqueda por tags 
entradas relacionadas::

© 2016 El Tanque Rojo

  • Facebook B&W
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter B&W
  • Blanco Icono de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now